¿Deben saber los diseñadores de user experience?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo y definitivo SÍ. Así, con mayúsculas.

¿El motivo? Que los diseños juegan un papel importante en cómo los usuarios usan y experimentan la web.

Piensa que eso es lo primero que los usuarios ven cuando entran por primera vez en la web, además, es una forma muy importante de apoyar nuestro mensaje de marca y de mostrar nuestra personalidad.

Si bien las empresas que crean plataformas y aplicaciones suelen contratar a un diseñador de interfaz de usuario, los diseñadores web suelen diseñar sitios web, que no son tan diferentes de una interfaz, ya que existe un menú que sirve de guía al usuario a través del contenido y hace que el usuario sepa fácilmente el flujo de visita que desea la marca, por lo que esta debe ser muy intuitiva.

Sin utilizar los elementos de experiencia de usuario básica en diseño de sitios web las empresas pueden tener con un sitio web con un aspecto increíble, pero a la hora de las conversiones, éstas serán muy escasas, con alto porcentaje de rebote, y, por lo tanto, con sus usuarios descontentos.

Hay muchos profesionales que afirman que el diseño web es parte del pasado, siendo la realidad que, realmente, los diseñadores web tienen también que serlo de user experience, puesto que las empresas, cada vez más, demandan este servicio. Y es que cada vez son más empresas las que se dan cuenta de la necesidad de crear una buena experiencia de usuario en su web para que vuelva y la tengan en consideración, algo que vemos muy claramente con la incorporación a las webs de recursos variados, mejores canales de soporte y un contenido creado con la vista puesta en el usuario, algo que mejora todas las etapas del embudo.

Centrar los esfuerzos en la experiencia de usuario hace que nuestras conversiones aumenten de forma considerable, ya que el usuario se sentirá cómodo y satisfecho en nuestra web.

Ten en cuenta que si es difícil pasar de un paso del embudo el usuario acabará por marcharse. El contenido y el diseño web son muy importantes en el ciclo de conversión, ya que el primero influye poderosamente en la primera impresión del usuario, y, el contenido, por su parte, es lo que le hace decidir si quiere continuar avanzando.

Por otro lado, aunque es algo en lo que los diseñadores web no suelen pensar, habría que mejorar los canales de atención al cliente. Una vez que un cliente compra o suscribe , es importante proporcionarles el mejor servicio y apoyo posibles a fin de aumentar la satisfacción del cliente. Una de las maneras es crear una interfaz de apoyo o sitio web para los clientes. El diseño de este sitio debe ser fácil usar, teniendo en cuenta los datos demográficos de la audiencia, y que sea fácil obtener la información sin necesidad de apoyo humano.

La última parte del ciclo de cliente es la retención. Simplemente, se trata de que el cliente siga comprándonos, algo que depende totalmente de la experiencia de usuario, algo que, a su vez, depende mucho del diseño de la web.

Hoy en día, los diseñadores web necesitan pensar como expertos en experiencia de usuario y crear diseños para sus clientes. Es fácil caer en la trampa de diseñar una web bonita, cuando en realidad el propósito del diseño es mejorar la experiencia usuario de la audiencia.

Cada diseñador tiene una forma distinta de trabajar. Muchos prefieren discutir las necesidades del cliente, yendo más allá de su lenguaje de marca visual y enviar algún mock up para su aprobación, mientras que la experiencia de usuario cambia un poco ese proceso y añade algunos pasos.

Está claro que hablar de la experiencia de usuario con el cliente es importante, y si éste tiene experiencia y tiene un equipo con el que poder trabajar lo hace todo más fácil. Por otro lado, es responsabilidad del diseñador web discutir la importancia de aumentar la experiencia de usuario, comprender qué necesita el cliente del diseño y cuál es el propósito de la web.

La información más importante que necesita un diseñador para crear una web orientada a los usuarios no es la edad, ni el género, sino, quién va a usarla, qué querrán hacer con ella y que les llama la atención visualmente hablando. Una vez que el diseñador tiene toda esa información, creará un boceto, se lo mostrará al cliente y se lo explicará. Una vez se aprueba, es hora de bucear un poco más en el diseño propiamente dicho, y habrá que elegir los colores y elementos visuales basados en la marca y en lo que quiere provocar en su público objetivo. Es necesario asegurarse de que la web es fácilmente navegable mostrándola a varias personas que no conocen la marca ni lo que ofrece.

La experiencia de usuario no es solamente aplicable una vez. Cambia continuamente e implica prueba y error con cada nueva audiencia que pretendamos alcanzar. No obstante, es importante comprender que es parte de lo que hace cada marca, cada empresa, o al menos, debería. Cada acción realizada debe hacerse con la experiencia de usuario en la cabeza, y todo empieza en el diseño.

Los diseñadores web puede ofrecer su experiencia y pensar en la estrategia que las empresas deben adoptar.

 

One thought on “¿Realmente necesitan los diseñadores web saber de user experience?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *